La etapa de Infantil es un periodo clave en el desarrollo del niño/a. Las experiencias vividas en esta etapa tendrán una influencia determinante en su desarrollo posterior. 

En la ikastola situamos al niño/a en el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje. La ikastola trabaja mano a mano con las familias para que esta etapa educativa sea rica en experiencias y estimulante, en la que los aprendizajes fluyan y el desarrollo del niño/a se produzca de forma integral. La autonomía personal, la socialización, el desarrollo del lenguaje, los aspectos cognitivos y emocionales, y la psicomotricidad son las áreas de desarrollo esenciales del proyecto educativo de la ikastola. Pretendemos que el niño/a venga feliz a la ikastola y que aprenda disfrutando. 

El proceso de inmersión lingüística en euskera es fundamental ya que será la lengua vehicular de tantos aprendizajes dentro del modelo plurilingüe que la ikastola propone.

Llamamos hIZAN al marco pedagógico de la ikastola para conseguir el desarrollo integral del alumnado. Los elementos más significativos de este renovado enfoque pedagógico son los siguientes: 

  • Creación de entornos en el que el niño/a se sienta seguro para que a partir de esa confianza y autonomía se abra al entorno y a los demás.
  • Una pedagogía activa: aprender haciendo, experimentando y manipulando.
  • Un enfoque constructivista, el alumno/a sujeto activo de sus propios aprendizajes.
  • Una prevalencia del proceso de aprendizaje sobre el de enseñanza.
  • La búsqueda de aprendizajes significativos, basados en vivencias, experiencias y actividades que impulsan el aprendizaje autónomo y compartido.
  • Gestión del ámbito emocional con el asesoramiento de expertos (Kaeru).
  • Detección precoz de necesidades específicas de desarrollo de cada alumno/a en colaboración con experta en desarrollo cerebral infantil (Neocortex).
  • Respeto a los diferentes ritmos de aprendizaje.
  • Confianza en las capacidades innatas del alumnado.
  • Impulso de la creatividad y el aprendizaje a través del juego. 
  • Protagonismo de la música y las artes.
  • Entendemos la psicomotricidad como un aspecto fundamental en el desarrollo del niño/a.
  • Aprender juntos, dentro de un modelo de convivencia integral “familia – Ikastola”.
  • Tratamiento de la diversidad entendida como un elemento enriquecedor.
  • Interacción entre alumnado de distintas edades.